Monday, September 5, 2005

Vorágines





(I)

La voz del hombre se insurrecciona
ante el silencio de lo innominado
y rompe con los receptáculos
de su obediencia ciega
a lo perenne,
y exige a cambio
algún gesto de ternura
para asumir el papel dócil de mascota
en lo que es, y a sido su larga servidumbre.

(II)

Por mis descuidos son suyas las columnas,
ella regresa con el cansancio,
reflejando su ira con férreos puños
y hace patente su designio sombrío,
mistificando su origen
con el implacable desfile de los ataúdes
ante la orfandad de mis párpados.

(III)

Fue la inquebrantable desnudez de sus palabras
lo que hizo sonar el cántaro:
óbolo del origen
por la infracción de la memoria colectiva
al no plegarse al linaje de sus altares,
sacrificándole sus hijos
para que vivieran sus dioses de sangre y barro
con sus célebres cantos profanos.

(IV)

Me levanto del lazo visual del abandono
para recatar mi imagen del fondo del abismo
cuestionado por el desasosiego,
pero imperturbable.
Con las mejillas de cara al sol
y la espalda hundida en la tiniebla,
descenderé por la inexorable escalera
para borrar la sombra de las alas
tatuada por los siglos y por “los heraldos negros”
Una mañana nacerá como un opúsculo verde
de las pisadas de los sueño.

(V)

Me nace una mariposa entre los dedos,
vuela celeste por los márgenes
y vuelve ante de caer la oscuridad
a posarse en su péndulo.
Liberada del cautiverio de mi sombra,
bate sus alas con la brisa
y vuela como un opúsculo del polvo
algún punto de la circunferencia. . .

Daniel Montoly © 2003

3 Comments:

Anonymous Anonymous said...

I'm just blogging around looking for info, my blog is still a work in progress,as most of my time goes on my Viruses related site Viruses is my passion...lol

5:33 PM  
Anonymous alvaro antón said...

Esta redondo este poema Daniel, muy redondo, en el fondo eres un esteta....
Jooooooooo ya no me acordaba del vendedor de lagrimas...
Gracias por editarlo.

Alvaro.

7:31 PM  
Blogger Daniel J. Montoly said...

Ves que yo si me recuerdo...

A veces la pego; soy como uno de esos cazadores de brujas, le disparo al aire y cae herida una mariposa, le saco las tripas y comienzo a escribir un poema en sus membranas.

Como dijo el gran Dalí en sus últimos días: "Cada días me siento mas miserables en este cuerpo de lagarto..."

Abrazos. Daniel

7:26 PM  

Post a Comment

Subscribe to Post Comments [Atom]

<< Home

Creative Commons License
Esta obra es publicada bajo una licencia Creative Commons.