Wednesday, July 16, 2008

EL TESTIGO

A los miles de desaparecidos y asesinados.

Se escuchaban sus exacerbados gritos,
queriendo derribar las puertas,
sus ojos amordazados
por el miedo
obviaban mirar de frente.

Ansiaban exiliarse en el paraíso,
encontrar un lugar, que llamar
"Patria", "hogar, tierra"
sin tener que pagar el cuello
por la osadía de quererla. Pero ángeles
entre el bien y mal
la luz no media.

Hasta allí fueron sus verdugos,
en caballos de azufre,
dejando sus huellas infames
por doquier. Un cadáver siendo
devorado por los buitres,
un ojo aún indemne
narrándome las barbaries,
y un infante, un niño,
en cuyos llantos pude ver
los senos mutilados de su madre.

Y todas las aguas no bastaron
para limpiar del cielo
aquel recuerdo. No bastó
la lluvia condensada en los oráculos.
Ángeles, sus bocas abiertas,
sus vientres destazados
donde penetraba el sol
como una daga, iluminándolos.

Ángeles las puertas del infinito
permanecieron en pies,
incólumes, y tras ellas,
las sombras de sus ojos oceánicos,
negando verlos.

Todos fueron aniquilados,
y sus cenizas fueron a los pájaros,
su martirio a ser leyenda,
pero yo, ángeles, viejo y sordo
escucho bajo la tierra
la voz sangrante y subterránea
ascender por las montañas,
volverse árboles, piedras
del nuevo templo.

Pero ustedes, ángeles, ustedes
cómplices bastardos,
están excomulgados
" In perpetuam" porque en el templo
sólo vivirán mis muertos.

® Daniel Montoly

4 Comments:

Blogger Gabriela said...

Fuerte la temática, muy bueno y el final me gustó muchísimo redondo y contundente...

Cariños Gabriela Abeal.

11:14 PM  
Blogger Daniel J. Montoly said...

Hola Gaby!

Alegre de verte de vuelta por el Wrong Side. Este poema pareciera hablar del pasado, pero lamentablemente su tema sigue teniendo vigencia en muchos países, como por ejemplo, Colombia.

Las desapariciones, asesinatos de trabajadores sociales, comunales, sindicalistas e indígenas. La impunidad es algo terrible. A todos ellos sumo mi voz, desearía algún día poder poner un grano de arena para la paz, pero con justicia social.

Besos. dany

10:59 AM  
Blogger azpeitia said...

Mientra el hombre sea hombre y el poder sea poder sobre los demás, ambición de poseerlo todo, no cambiarán las cosas...este mundo es una mierda que degenera día a día...solo cuatro locos idealistas seguimos pensando en jugar limpio...un abrazo de azpeitia

9:10 AM  
Blogger Daniel J. Montoly said...

Querido poeta:

Muchísimas gracias por responder a la invitación, pero en particular por este comentario que tanto acierta sobre el mundo de hoy. Parece que hemos entrado en carrera auto-destructiva donde el más fuerte pisotea al más débil.

Tenemos que mantener la esperanza del sueño ardiendo porque de lo contrario hasta eso perderemos. La poesía y los poetas juegan un importante papel en la sociedad, debemos sacarle provecho y soñar. Mantener el idealismo como bien dice poeta Azpeitía.

Me alegró encontrar tus palabras en mi blog y las huellas de que mantenemos la vigencia de la esperanza en un mundo mejor.

Abrazos. Daniel

10:17 AM  

Post a Comment

Subscribe to Post Comments [Atom]

<< Home

Creative Commons License
Esta obra es publicada bajo una licencia Creative Commons.