Saturday, May 14, 2011

VOCES DEL SIGLO XXI

Gabriel Peveroni
(Montevideo, 1969).



A LA HORA SEÑALADA

/Al borde de la cama siento el riesgo
hay cigarrillos que se encienden la blusa tu respiración
agitada algo me recuerda/


DETRÁS DE LA ESCENA

/ Tus dedos crispados erizan mi piel de invierno
en la próxima escena el asesino viste de blanco
soy yo y ella espera desnuda impregnada de humo
el último trago el oso de peluche
el play pulsado la foto de marilyn
el cuchillo filoso en escena la ultima
pitada que hace olvidar el libreto olvidar tu respiración
agitada nuevamente me recuerda algo/


ALGUIEN GRITA: ¡CORTEN!

/ Respiro ahora olores exquisitos
de utilería descubro algo la femme entró en el fuego
ya se habían tirado los dados alguien miraba curioso
era el director mis ojos seguían filmando
todo en la escena del juego/



serie titulada “Tres escenas de Hamlet y una moralina”
dedicada a Hamlet Machine de Heiner Müller

I
ofelia vestida de rojo espera
anuda hilos en el telar del palacio
mientras dinamarca tiñe de sangre
al amado asesino de su padre

hamlet vacila
tiene en su puño la espada
habla, habla, sin aliento
hunde el filo en el vientre de su madre

él ya es rey de su comarca
en los lagos helados de la locura

hombre y mujer unidos
en incesto bordado
como dos muñecos

II
lo sé
han pasado varios siglos
y las calles que se inundan de gente
y la revuelta
y el olor penetrante
cosacos, soldados de mao o de lenin, plaza roja
nazis, milicianos, obreros
desnudos
muñecos
desnudos
el mismo hamlet
espectador
hastiado de representaciones en el teatro de la basura
hamlet espectador
golpeado hasta la muerte por los guardianes del cerebro


 III
frío
nieve
hielo
cortan un brazo al muñeco
cortan otro brazo al muñeco
cortan una pierna al muñeco
cortan la otra pierna al muñeco
hamlet resiste, muñeco
los asesinos resisten, muñecos
una caja dentro de otra caja
frío
nieve
hielo
de la heladera saltan chorros de sangre
sangre de ofelia
estallando su reloj
el tambor que llevaba en el pecho
el luto
brazo, brazo. pierna
pierna
cabeza cortada al muñeco
cinco partes cuelgan de la pared
frío
veneno
basura

IV
el pobre tiene hambre
apunta el revólver hacia la multitud
luego a sus victimarios
el pobre, entonces, lleva el revólver
a su sien
antes de apretar el gatillo
el pobre mira:
allá en el río
junto al muro
un tal hamlet juega a los dardos
con un vencido

bang!



(fragmentos de esta serie fueron publicados en la obra teatral Groenlandia)




paul::
algunas historias son mejores que otras.
así que prefiero concederles una muy simple.
mi historia.
así que.
señores y señoras,
les contaré la historia de un crimen
“ ¿me amas y me amarás siempre?”,
pregunto él, romeo.
y ella, Julieta, respondió: “siempre”.
vivían bien,
como cualquier pareja de aquel tiempo.
entre fiestas y conspiraciones.
más conspiraciones que fiestas.
siempre han un triángulo.
pero como darle nombre
al triángulo del horror.
de marcas familiares.
no te juntes con esa chusma.
le habían dicho a ella.
y ella se juntó con la chusma.
y la chusma se rebeló contra todo
en la gran guerra.
la victoria está cerca.
también la derrota.
y la traición.
el abuelo piamontés, celoso de su hija
y enemigo en todas guerras,
vendió su nombre.
el abuelo se quedó con la julieta
de las trenzas, la descarriada,
y ella se dejó vivir por sus hijos.
se dejó vivir, cómplice del peor pecado.
algunos pueden pensar
que ella también planeó el crimen.
no me interesa saberlo.
no pido exactamente piedad hacia ella.
ni compasión.
y juro que no sé el final de la venganza.
apenas guié a mi hija, a melina,
hasta la puerta de su liberación.
ella puede ver más allá.
aunque no sé hasta dónde puede llegar.
¿y luca?
nada siento por él.
nás que resignación.

(del libro Groenlandia)

melina::
él, mi hermano.
él. mi único hermano.
luca.
él.
estaba allí. frente a mis ojos.
en este mismo lugar. acá.
con mis ropas. mis perfumes. mis
movimientos.
luca.
con otro hombre.
no piensen mal. estaba con el otro,
el viejo de la silla.
el abuelo.
una fiesta con mis ropas, con mis vestidos.
con mis alhajas.
con mis flores.
y mis sueños.
corrí.
no miré más hacia atrás. no quise.
lo dejé ahí. En esa cama.
corrí. corrí. corrí.
él. mi hermano. me llamó.
está la cena pronta, hermanita, dijo.
¿querés probar?, preguntó
luca::
está la cena pronta, hermanita, dijo.
¿querés probar?
melina::
¿tengo que hacerlo?
luca::
nadie es inocente.

(del libro Groenlandia)



MC MORPHINE
(mc morphine)
Está bien. Está bien.
Responderé todas las preguntas.
Una por una.
Aunque sépanlo. Detrás de la máscara,
detrás de todas las máscaras,
no crean que van a encontrar alguna revelación.
Pero si es lo que deseaba el público,
adelante:

MC MORPHINE se saca la peluca. Intenta quitarse el maquillaje.
Trata de hacer funcionar el equipo de audio, pero falla una y otra vez.

Me dijeron: cuando te sienta vacío,
oprime este botón.
¿Y bien?
No funciona.
No parece funcionar.
Está bien.
Estoy solo.
¿Eso es lo que querían?

Prueba una vez más. Salta un visible error.

(voz del locutor)

BIEN. MUY BIEN FANTÁSTICO.
MUY BIEN, MORPHINE.
SOS TODO UNA ESTRELLA.
UNA GRAN ESTRELLA.

Lo interrumpe con visible histeria.

(mc morphine)
¡Una mierda de estrella!
Perdón. Perdón. No quise ponerme así.
Es que.
Perdón.
Hola a todos.
Vaya manera de presentarme.
Debí haberlo hecho en un principio.
¿Lo hice, no? Estoy boba, disculpen.
Me convocaron para. No importa,
es todo un rollo. Muy largo.
Un rapero es como un bufón, me dijeron.
Y yo, que no le hago asco a nada, pensé:
Esta es tu gran oportunidad.
Y ahora estoy vacío.
Sin instrucciones.
Porque esta maldita máquina es la que manda.
Yo soy su esclavo.
En definitiva, el teatro es una forma del conductismo.
La más terrible y patética.
Y si no hay estímulos, si no hay apoyo,
viene el vacío.
La escena que así. Muerta.
No piensen que esto es una improvisación.
No.
Es una escena muerta.
Se cae todo. Desaparece la actuación.

¿Y bien?
Mi personaje es de Virgo, me dijeron.
No tiene tarjeta de crédito y no tiene empleo estable.
Tampoco inestable.
De todas sus amantes piensa:
No estaba loca, simplemente estaba rota.
Piensa eso porque en verdad detesta a las mujeres.
A todas.
Es un misógino.
Un poeta misógino gay que tiene pesadillas.
Con el pasado.
Con otras vidas.
Y yo soy un rapero misógino y gay
que sueña con comprarse una vida.

Prueba una vez más. El aparato de audio sigue sin fucionar.


Un personaje encantador, digamos.
MC Morphine, no. Me refiero al poeta.
Un dandy encantador de rimas robadas y perfumes
alucinógenos .
Un seductor.
Tan decadente como esas poetas
que dice fueron amantes.
Hay una historia patética
qe la que no quiero
olvidarme.
Un momento ya, como
decirlo, de decadencia.

(fragmento del libro mc. morphine)

©Gabriel Peveroni


Gabriel Peveroni (Montevideo, 1969). Escritor y periodista. Tiene dos hijas: Camila y Julieta. Publicaciones estrictamente poéticas: Princesa deseada (Graffiti, 1991), Poemas religiosos (Graffiti, 1993), El bordado eterno (Feria del Libro, 1995), mc Morphine (Artefato, 2006). También publicó en diversas antologías internacionales. Incursiona en el teatro, con las obras estrenadas y publicadas Sarajevo esquina Montevideo (2003), El hueco,(2004), Groenlandia (2005) y Luna Roja (2006). Y en la narrativa, con las novelas La cura (Alfaguara, 1997) y El exilio según Nicolás (2005).

Autodefinición: Películas de Godard de los sesenta, lecturas varias de los surrealistas y comprender los desatinos del dandy Roberto de las Carreras provocaron el deseo de la escritura poética. Y salieron varios libros, algunos de poesía y varias obras teatrales y un par de novelas. Todo es parte de lo mismo.


http://www.peveroni.blogspot.com/

Nota del autor del blog: Los trabajos visuales que sirven como ilustración de esta breve muestra poética del poeta uruguayo, Gabriel Peveroni son del poeta y artista visual, Gonzalo y pueden visitar su web en: http://www.vbz.es/vbz.htm

Labels: ,

2 Comments:

Blogger Songo said...

Buen poeta Gabriel. No le conocía. Gracias por tu labor difusora.

9:30 PM  
Blogger Daniel J. Montoly said...

Hola Edilberto! Leyendo una antología preparada por el crítico peruano, Julio Ortega, me encontré con el hallazgo de la poética rebelde e iconoclasta, de Peveroni, un poeta con una forma muy novedosa de plasmar las cosas cotidianas. Gracias por compartir tus palabras y dejar tus huellas.
Abrazos. Daniel

10:28 AM  

Post a Comment

Subscribe to Post Comments [Atom]

<< Home

Creative Commons License
Esta obra es publicada bajo una licencia Creative Commons.