Friday, October 5, 2007




Obra: San Saturio
Álvaro Antón

CON ODIO


Nadie puede conservar su soledad si no sabe hacerse odioso.
-Cioran-

No escribo con el alma,
resulta imposible
hacerlo con algo
tan infinitesimal,
pero mucho menos
con un átomo
einsteiniano.
Escribo con sed
de no entender nada,
con hambre
de saberlo todo,
de pura rabia
pacifica
cual boxeador
que busca
noquear al papel
y dejarlo sobre la lona
desangrándose
en versos corrosivos.
Escribo
no con el alma
como dije
en un principio
sino con un arma
en las sienes
de ese otro,
que tanto me odia
tanto, que
comprará
mi libro de poemas
para abusar
-intelectualmente-
de su esposa.

Daniel Montoly©

6 Comments:

Anonymous Anonymous said...

Daniel: Me parace de un ritmo y contenido excelente.


Gabriela Abeal

2:04 PM  
Blogger Gaiar said...

Muy bueno Daniel.

7:46 AM  
Blogger teresa coraspe said...

Claro que escribes con el alma; siempre el poeta se coloca ese disfraz para escudarse; si no escribieras desde esa minúscula parte,¿será minúscula?, no podrías llegarle a los lectores. Es el alma quien nos permite estremecernos; pero esto no quita lo otro: la sed, la irracionalidad, el golpe fuerte; buscar que el lector de alguna manera perciba el juego de la vida frente a la pared y la mirada en el vacío. Esa extavagancia del lenguaje conque el poeta se permite hacer su propio desdoblamiento; esa mirada otra ante el espejo y su circunstancia; claro, es que a veces tenemos tantos rostros que no reconocemos el propio ni el espejo nos reconoce. Quizás por eso los espejos forman parte ineludibe de nuestra poesía. Pero yo no deseo que respondas este comentario. No es necesario. Sólo decirte quiero una vez más que eres un buen poeta.
Mi saludo desde el Sur, LOU

11:22 AM  
Blogger Daniel J. Montoly said...

Hola Gaby!!

Sobre este poema guardaba mucho recelo por el tema abordado como también por el uso del lenguaje, pero parece que salí a camino porque hasta ahora no me ha caído un sólo tomate en la cara.

Me alegro que te haya gustado.

Un beso. Daniel

10:25 AM  
Blogger Daniel J. Montoly said...

Hola Gaiar!

Se agradece la visita como también la bondad de tu comentario que junto al reconocimiento del otro día sumo mucho para agradecerte. Leí un poema de un poeta chileno actual que me impactó por la forma como jugaba con las palabras
con la audacia de un Kenzo Yamamoto de la poesía.
Siempre que leo a un autor me resulta imposible no hacerlo mío, claro está, a mi manera y con mi acento.

Un abrazo fuerte. Daniel

10:30 AM  
Blogger Daniel J. Montoly said...

Mi querida Tere,

Entiendo perfectamente tu observación y es muy comprensible aunque en mi caso no tengo muy claro que factores me empujan a escribir, si el alma en sentido metafísico o la ciencia, pero si estoy conciente de algo y es conservar el equilibrio.

Esa esencia del poema, la simbolización de ese punto medio poco común en la actualidad donde el extremismo parece ser el amo y dios en todas las esferas del quehacer humano. Me gusta dialogar contigo y creo que pocas personas me conocen como me conoce tú. Escribir para mí es una cuestión de vida y forma de confrontar la existencia.

Nunca pienses que no responderé, bien puedo tardarme unos días como ahora, pero siempre lo haré.

Un beso. Daniel

10:37 AM  

Post a Comment

Subscribe to Post Comments [Atom]

<< Home

Creative Commons License
Esta obra es publicada bajo una licencia Creative Commons.