Wednesday, September 7, 2005

La vastedad del ocaso.



La obra artística que acompaña este texto fue elaborada por Ibai,
El hijo de Álvaro Antón.




A Sartre


A veces me sorprendo
robándole varios minutos
a mi infancia,
luego procedo a autocensurarme,
meto los dedos en mi boca,
y dejo que sea la náusea
quien juzgue lo irrelevante del delito.

Daniel Montoly © 2002

4 Comments:

Anonymous alvaro antón said...

Este ajuste de la nauusea, está riquísimo Daniel, riquísimo.... ja ja ja ja eres un monstruo.

6:38 PM  
Blogger Daniel J. Montoly said...

La búsqueda y el experimento algunas veces nos arriman a algún río, esto pasó al releer el poema y encontrar la obra de Ibai para ilustrarlo. Gracias Álvaro por el apoyo constante y la solidaridad. De mi locura saldrá algo aunque sea convulso como escribiera Bretón.
Abrazos, vale… Daniel

4:34 PM  
Anonymous Anonymous said...

¡Que tremendo vocablo: nausea!

Así, Daniel, tratando las palabras, trazando las
palabras.

Nausea poesía.
Nausea esencia tanta esencia
tantas veces
Nausea.


C.Dolores Escudero

3:11 PM  
Blogger Daniel J. Montoly said...

Ay, querida Dolores, tienes mucha razón; esa palabra encierra un universo. Intentando, intentando decir algo y ver cómo poner el mundo de cabeza.
Te solicito autorización para colocar el enlace del grupo y de la editorial en los links así podremos crear vínculos. Tú me ayudaste con este poema, recuerdo que lo publique en Adamar y me sugeriste algunos cambios. ¿No recuerdas?
Ahora está vivito y coleando como decimos en El Caribe. Recibe mis saludos, Dolores, ojalá que la visita se repita. Daniel

7:08 PM  

Post a Comment

Subscribe to Post Comments [Atom]

<< Home

Creative Commons License
Esta obra es publicada bajo una licencia Creative Commons.