Wednesday, May 17, 2006

El viaje al altiplano.

Si cruzo frente a ella,
la observo desplazarse por todos lados
como una estrella
en la majestad de la bruma,
encendidamente cálida.
Entierra sus ojos en mi silencio
hasta rozar mi piel
con sus deseos
y luego se disuelve,
soterrada y fría,
dejándome un vendaval de angustia
en cada célula.

® Daniel Montoly

2 Comments:

Blogger Carolina González Velásquez said...

La magia de los ojos vuelve rosas las palabras, para hacerse ramos coloridos nacieron......

Un abrazo

4:45 PM  
Blogger Daniel J. Montoly said...

Lo mágico nace cuando la sangre se transforma en rosa capaz de predecir el futuro de la vida.

Un abrazo latinoamericano, Carolina.

Daniel Montoly

4:50 PM  

Post a Comment

Subscribe to Post Comments [Atom]

<< Home

Creative Commons License
Esta obra es publicada bajo una licencia Creative Commons.